Moët & Chandon

Un símbolo internacional nacido en la pequeña región de Épernay y convertido en uno de los champagnes más vendidos del mundo.

Año de fundación: 1743

Viñedo propio: Más de 1.000 hectáreas

Ubicación: 20, Avenue de Champagne, 51200, Epernay, Francia

Webwww.moet.com

Todo comenzó en 1743 cuando Claude Moët, un comerciante de vinos en el pueblo de Épernay, fundó lo que sería la Maison Moët. Su vino espumoso saltó de la región de Champagne a la capital de París y comenzaría a darse a conocer entre nobles y aristócratas.

Sin embargo, el éxito mundial lo alcanzaría a través de su nieto, Jean-Rémy Moët, heredero de la finca. Él más que nadie quería compartir la magia del champagne con el mundo y a él se le debe el mítico rociado con champagne con el que aún se celebran los éxitos deportivos.

Jean-Rémy tuvo la suerte de conocer al mismísimo Napoleón Bonaparte en la academia militar de Brienne-le-Chât. Ambos mantuvieron una amistad de por vida, tanto era así que Napoleón visitaba siempre la finca de Moët durante sus campañas militares para recoger cajas de champagne. Aquella amistad y patrocinio beneficiaron a la bodega y la impulsaron a la fama internacional.

En 1833, la entrada de su yerno, Pierre-Gabriel Chandon, a la empresa provocó que el nombre de la bodega cambiara a Moët & Chandon. Juntos lograron que aquel vino espumoso regional se convirtiera en el favorito de millones de personas.

En 1971, Moët & Chandon se fusionó con la famosa casa productora del cognac Hennessy, dando lugar a un nuevo nombre: Moët Hennessy.

En 1987, la compañía volvería a fusionarse con otra grandísima empresa de moda, Louis Vuitton, creando así uno de los grupos más poderosos e influyentes del mercado bajo las siglas LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy). En la actualidad, este conglomerado multinacional francés está liderado por una de las personas más ricas del mundo, dueño de 76 marcas de renombre internacional entre las que destaca Dom Pérignon, Ruinart, Veuve Clicquot, Krug, y Glenmorangie, entre otras.

Año de fundación: 1743

Viñedo propio: Más de 1.000 hectáreas

Ubicación: 20, Avenue de Champagne, 51200, Epernay, Francia

Webwww.moet.com

Todo comenzó en 1743 cuando Claude Moët, un comerciante de vinos en el pueblo de Épernay, fundó lo que sería la Maison Moët. Su vino espumoso saltó de la región de Champagne a la capital de París y comenzaría a darse a conocer entre nobles y aristócratas.

Sin embargo, el éxito mundial lo alcanzaría un tiempo después a través de su nieto, Jean-Rémy Moët, heredero de la finca. Él más que nadie quería compartir la magia del champagne con el mundo y a él se le debe el mítico rociado con champagne con el que aún se celebran los éxitos deportivos y otras celebraciones.

Jean-Rémy tuvo la suerte de conocer al mismísimo Napoleón Bonaparte en la academia militar de Brienne-le-Chât. Ambos mantuvieron una amistad de por vida, tanto era así que Napoleón visitaba siempre la finca de Moët durante sus campañas militares para recoger cajas de champagne. Aquella amistad y patrocinio beneficiaron a la bodega y la impulsaron a la fama internacional.

En 1833, la entrada de su yerno, Pierre-Gabriel Chandon, a la empresa provocó que el nombre de la bodega cambiara a Moët & Chandon. Juntos lograron que aquel vino espumoso regional se convirtiera en el favorito de millones de personas.

En 1971, Moët & Chandon se fusionó con la famosa casa productora del cognac Hennessy, dando lugar a un nuevo nombre: Moët Hennessy.

En 1987, la compañía volvería a fusionarse con otra grandísima empresa de moda, Louis Vuitton, creando así uno de los grupos más poderosos e influyentes del mercado bajo las siglas LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy). En la actualidad, este conglomerado multinacional francés está liderado por una de las personas más ricas del mundo, dueño de 76 marcas de renombre internacional entre las que destaca Dom Pérignon, Ruinart, Veuve Clicquot, Krug, y Glenmorangie, entre otras.

CONOCE A FONDO LA HISTORIA DE LA BODEGA

Todo comenzó en 1743 cuando Claude Moët, un comerciante de vinos en el pueblo de Épernay, fundó lo que sería la Maison Moët. Su vino espumoso saltó de la región de Champagne a la capital de París y comenzaría a darse a conocer entre nobles y aristócratas.

Sin embargo, el éxito mundial lo alcanzaría un tiempo después a través de su nieto, Jean-Rémy Moët, heredero de la finca. Él más que nadie quería compartir la magia del champagne con el mundo y a él se le debe el mítico rociado con champagne con el que aún se celebran los éxitos deportivos y otras celebraciones.

Jean-Rémy tuvo la suerte de conocer al mismísimo Napoleón Bonaparte en la academia militar de Brienne-le-Chât. Ambos mantuvieron una amistad de por vida, tanto era así que Napoleón visitaba siempre la finca de Moët durante sus campañas militares para recoger cajas de champagne. Aquella amistad y patrocinio beneficiaron a la bodega y la impulsaron a la fama internacional.

En 1833, la entrada de su yerno, Pierre-Gabriel Chandon, a la empresa provocó que el nombre de la bodega cambiara a Moët & Chandon. Juntos lograron que aquel vino espumoso regional se convirtiera en el favorito de millones de personas.

En 1971, Moët & Chandon se fusionó con la famosa casa productora del cognac Hennessy, dando lugar a un nuevo nombre: Moët Hennessy.

En 1987, la compañía volvería a fusionarse con otra grandísima empresa de moda, Louis Vuitton, creando así uno de los grupos más poderosos e influyentes del mercado bajo las siglas LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy). En la actualidad, este conglomerado multinacional francés está liderado por una de las personas más ricas del mundo, dueño de 76 marcas de renombre internacional entre las que destaca Dom Pérignon, Ruinart, Veuve Clicquot, Krug, y Glenmorangie, entre otras.

DISTRIBUIMOS EN EXCLUSIVA TODOS LOS VINOS DE MOËT & CHANDON  

8 productos

Mostrando 1-8 de 8 artículo(s)