Pago de Vallegarcía

La bodega y los viñedos de Vallegarcía se sitúan en el corazón de los Montes de Toledo, en el área de influencia del Parque Nacional de Cabañeros, un paraje natural mediterráneo precioso con una flora y fauna de gran valor ecológico.

Año de fundación: 1999

Viñedo propio: 50 hectáreas

Ubicación: Retuerta del Bullaque, Ciudad Real, 13194, España

Web: www.vallegarcia.com

El empresario toledano Alfonso Cortina de Alcocer, enamorado de los vinos de Burdeos y Borgoña, es quien inicia este proyecto en 1997 cuando contrata al profesor de viticultura australiano Richard Smart para que proyecte la plantación de un viñedo en la finca Vallegarcía.

Este proyecto se hizo realidad en 1999 y, dos años más tarde, obtendría su primera cosecha. Hasta ese momento no había existido una tradición vitícola sobre estos antiguos suelos ibéricos. La gran calidad de sus primeros vinos fue reconocida internacionalmente incluso por el equipo de Robert Parker, lo cual animó a Alfonso Cortina a levantar su propia bodega en 2006.

Todo este legado cayó en manos de sus hijos, Carlos y Felipe, tras la muerte de su padre en 2020. Se trata de una bodega de diseño moderno, de las más equipadas de España. El área de fermentación cuenta con veinticuatro tanques de acero inoxidable de doble camisa para controlar la temperatura de fermentación, así como una prensa neumática de última generación. Cada variedad se vinifica por separado y recibe su crianza en barricas nuevas de roble francés.

La filosofía de la bodega pasa por elaborar vinos naturales de muy alta calidad, con una composición equilibrada a partir de la uva propia del Pago, vendimiada a mano en su momento óptimo de maduración y con aptitud para la crianza en barrica y el envejecimiento en botella. En definitiva, vinos que sean la expresión más fiel del terruño del Pago de Vallegarcía.

El viñedo está situado en La Raña, un lugar especial donde conviven la vida salvaje y la vida cultivada. A 850 metros de altura, alcanza una extensión de 50 hectáreas, con la ciudad imperial de Toledo al Norte y las 39.000 hectáreas del Parque Nacional Cabañeros al sur. Está plantado en suelos pobres, arcillosos y ácidos, procedentes de la erosión de los montes más antiguos de la Península Ibérica, y sometido a un clima continental con veranos calurosos y secos e inviernos fríos y húmedos. La bodega comenzó plantando variedades francesas que pudieran adaptarse a estas condiciones, como la Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc, embotelladas en botella bordelesa, y las variedades Syrah y Viognier, típicas del valle del Ródano, embotelladas en botella borgoña. A todas ellas se sumaron otras variedades españolas tras la ampliación del viñedo en 2016, como la Garnacha, la Cariñena y la Monastrell.

Los planes de futuro de la bodega están en línea con sus raíces y contemplan la elaboración de nuevos vinos que imiten el estilo de los mejores del sur del Valle del Ródano.

Año de fundación: 1999

Viñedo propio: 50 hectáreas

Ubicación: Retuerta del Bullaque, Ciudad Real, 13194, España

Web: www.vallegarcia.com

El empresario toledano Alfonso Cortina de Alcocer, enamorado de los vinos de Burdeos y Borgoña, es quien inicia este proyecto en 1997 cuando contrata al profesor de viticultura australiano Richard Smart para que proyecte la plantación de un viñedo en la finca Vallegarcía.

Este proyecto se hizo realidad en 1999 y, dos años más tarde, obtendría su primera cosecha. Hasta ese momento no había existido una tradición vitícola sobre estos antiguos suelos ibéricos. La gran calidad de sus primeros vinos fue reconocida internacionalmente incluso por el equipo de Robert Parker, lo cual animó a Alfonso Cortina a levantar su propia bodega en 2006.

Todo este legado cayó en manos de sus hijos, Carlos y Felipe, tras la muerte de su padre en 2020. Se trata de una bodega de diseño moderno, de las más equipadas de España. El área de fermentación cuenta con veinticuatro tanques de acero inoxidable de doble camisa para controlar la temperatura de fermentación, así como una prensa neumática de última generación. Cada variedad se vinifica por separado y recibe su crianza en barricas nuevas de roble francés.

La filosofía de la bodega pasa por elaborar vinos naturales de muy alta calidad, con una composición equilibrada a partir de la uva propia del Pago, vendimiada a mano en su momento óptimo de maduración y con aptitud para la crianza en barrica y el envejecimiento en botella. En definitiva, vinos que sean la expresión más fiel del terruño del Pago de Vallegarcía.

El viñedo está situado en La Raña, un lugar especial donde conviven la vida salvaje y la vida cultivada. A 850 metros de altura, alcanza una extensión de 50 hectáreas, con la ciudad imperial de Toledo al Norte y las 39.000 hectáreas del Parque Nacional Cabañeros al sur. Está plantado en suelos pobres, arcillosos y ácidos, procedentes de la erosión de los montes más antiguos de la Península Ibérica, y sometido a un clima continental con veranos calurosos y secos e inviernos fríos y húmedos. La bodega comenzó plantando variedades francesas que pudieran adaptarse a estas condiciones, como la Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc, embotelladas en botella bordelesa, y las variedades Syrah y Viognier, típicas del valle del Ródano, embotelladas en botella borgoña. A todas ellas se sumaron otras variedades españolas tras la ampliación del viñedo en 2016, como la Garnacha, la Cariñena y la Monastrell.

Los planes de futuro de la bodega están en línea con sus raíces y contemplan la elaboración de nuevos vinos que imiten el estilo de los mejores del sur del Valle del Ródano.

CONOCE A FONDO LA HISTORIA DE LA BODEGA

El empresario toledano Alfonso Cortina de Alcocer, enamorado de los vinos de Burdeos y Borgoña, es quien inicia este proyecto en 1997 cuando contrata al profesor de viticultura australiano Richard Smart para que proyecte la plantación de un viñedo en la finca Vallegarcía.

Este proyecto se hizo realidad en 1999 y, dos años más tarde, obtendría su primera cosecha. Hasta ese momento no había existido una tradición vitícola sobre estos antiguos suelos ibéricos. La gran calidad de sus primeros vinos fue reconocida internacionalmente incluso por el equipo de Robert Parker, lo cual animó a Alfonso Cortina a levantar su propia bodega en 2006. Todo este legado cayó en manos de sus hijos, Carlos y Felipe, tras la muerte de su padre en 2020.

Se trata de una bodega de diseño moderno, de las más equipadas de España. El área de fermentación cuenta con veinticuatro tanques de acero inoxidable de doble camisa para controlar la temperatura de fermentación, así como una prensa neumática de última generación. Cada variedad se vinifica por separado y recibe su crianza en barricas nuevas de roble francés.

La filosofía de la bodega pasa por elaborar vinos naturales de muy alta calidad, con una composición equilibrada a partir de la uva propia del Pago, vendimiada a mano en su momento óptimo de maduración y con aptitud para la crianza en barrica y el envejecimiento en botella. En definitiva, vinos que sean la expresión más fiel del terruño del Pago de Vallegarcía.

El viñedo está situado en La Raña, un lugar especial donde conviven la vida salvaje y la vida cultivada. A 850 metros de altura, alcanza una extensión de 50 hectáreas, con la ciudad imperial de Toledo al Norte y las 39.000 hectáreas del Parque Nacional Cabañeros al sur. Está plantado en suelos pobres, arcillosos y ácidos, procedentes de la erosión de los montes más antiguos de la Península Ibérica, y sometido a un clima continental con veranos calurosos y secos e inviernos fríos y húmedos. La bodega comenzó plantando variedades francesas que pudieran adaptarse a estas condiciones, como la Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc, embotelladas en botella bordelesa, y las variedades Syrah y Viognier, típicas del valle del Ródano, embotelladas en botella borgoña. A todas ellas se sumaron otras variedades españolas tras la ampliación del viñedo en 2016, como la Garnacha, la Cariñena y la Monastrell.

Los planes de futuro de la bodega están en línea con sus raíces y contemplan la elaboración de nuevos vinos que imiten el estilo de los mejores del sur del Valle del Ródano.

DISTRIBUIMOS EN EXCLUSIVA LOS VINOS DE PAGO VALLEGARCÍA

7 productos

Mostrando 1-7 de 7 artículo(s)
Miriade 2018 Miriade 2018

Miriade 2018

Precio 10,44 €
There are not enough products in stock