Tokaj-Oremus

Desde 1993, la familia Álvarez recuperó el carácter y calidad excepcional de la región húngara de Tokaj para compartir con el mundo la particularidad de los vinos aszú, bajo el sello de calidad de Vega Sicilia.

Año de fundación: 1993

Viñedo propio: 115 hectáreas

Ubicación: Tolcsva, Bajcsy-Zsilinszky Endre utca 45, 3934, Hungría

Web: www.temposvegasicilia.com

Tokaj, vino de reyes y rey de los vinos. Esas fueron las palabras del monarca Luis XIV al probar los vinos aszú. Desde entonces el mito creció durante siglos, siendo en 1630 cuando se hablaría de la grandeza del viñedo de Oremus, que a día de hoy es el de mayor reconocimiento universal.

Tokaj-Hegyalja es una región vinícola histórica ubicada al noreste de Hungría, la cual se cree que fue pionera en producir vinos con uvas afectadas por la podredumbre noble. Este concepto hace referencia a una infección benévola de las uvas producida por un hongo gris con el nombre de Botrytis cinerea.

En 1991, el prestigio de los vinos aszú acaparó la atención de la familia Álvarez, la cual inició negociaciones con el Estado húngaro para adquirir el viñedo Oremus, las cuales verían luz verde dos años más tarde. Así, en 1993, Tempos Vega Sicilia incorporó al grupo esta nueva bodega fundada con el nombre Tokaj-Oremus Viñedos y Bodegas.

En 1999, se construyó una bodega moderna de vinificación conectada al laberinto de bodegas subterráneas datadas del siglo XIII. Todas las obras se realizaron con un estudio previo minucioso para conocer bien el legado histórico y la tradición de los vinos aszú. La familia Álvarez reclutó un equipo profesional devoto, con conocimiento del terreno y a un experimentado enólogo para situarlo frente a esta compleja aventura, a la altura de un vino de reyes.

Con 115 hectáreas de viñedos de primera categoría, que siempre han estado en manos de la nobleza, como las estirpes de los Rákóczi, Szirmay y Dessewffly, a día de hoy la bodega se enorgullece de sus vides plantadas al pie de los montes, a unos 200 metros sobre el nivel del mar. De hecho, el secreto de los Tokaj recae especialmente en el clima otoñal de la región que combina días de lluvia y sol durante la última etapa de maduración del viñedo, favoreciendo así la podredumbre noble de las uvas, la esencia de los vinos Aszú.

En 2002, la región de Tokaj fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, reconociendo las excepciones condiciones vinícolas de la zona y convirtiéndola en una de las pocas regiones vinícolas del mundo con este reconocimiento.

Año de fundación: 1993

Viñedo propio: 115 hectáreas

Ubicación: Tolcsva, Bajcsy-Zsilinszky Endre utca 45, 3934, Hungría

Web: temposvegasicilia.com

Tokaj, vino de reyes y rey de los vinos. Esas fueron las palabras del monarca Luis XIV al probar los vinos aszú. Desde entonces el mito creció durante siglos, siendo en 1630 cuando se hablaría de la grandeza del viñedo de Oremus, que a día de hoy es el de mayor reconocimiento universal.

Tokaj-Hegyalja es una región vinícola histórica ubicada al noreste de Hungría, la cual se cree que fue pionera en producir vinos con uvas afectadas por la podredumbre noble. Este concepto hace referencia a una infección benévola de las uvas producida por un hongo gris con el nombre de Botrytis cinerea.

En 1991, el prestigio de los vinos aszú acaparó la atención de la familia Álvarez, la cual inició negociaciones con el Estado húngaro para adquirir el viñedo Oremus, las cuales verían luz verde dos años más tarde. Así, en 1993, Tempos Vega Sicilia incorporó al grupo esta nueva bodega fundada con el nombre Tokaj-Oremus Viñedos y Bodegas.

En 1999, se construyó una bodega moderna de vinificación conectada al laberinto de bodegas subterráneas datadas del siglo XIII. Todas las obras se realizaron con un estudio previo minucioso para conocer bien el legado histórico y la tradición de los vinos aszú. La familia Álvarez reclutó un equipo profesional devoto, con conocimiento del terreno y a un experimentado enólogo para situarlo frente a esta compleja aventura, a la altura de un vino de reyes.

Con 115 hectáreas de viñedos de primera categoría, que siempre han estado en manos de la nobleza, como las estirpes de los Rákóczi, Szirmay y Dessewffly, a día de hoy la bodega se enorgullece de sus vides plantadas al pie de los montes, a unos 200 metros sobre el nivel del mar. De hecho, el secreto de los Tokaj recae especialmente en el clima otoñal de la región que combina días de lluvia y sol durante la última etapa de maduración del viñedo, favoreciendo así la podredumbre noble de las uvas, la esencia de los vinos Aszú.

En 2002, la región de Tokaj fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, reconociendo las excepciones condiciones vinícolas de la zona y convirtiéndola en una de las pocas regiones vinícolas del mundo con este reconocimiento.

CONOCE A FONDO LA HISTORIA DE LA BODEGA

Tokaj, vino de reyes y rey de los vinos. Esas fueron las palabras del monarca Luis XIV al probar los vinos aszú. Desde entonces el mito creció durante siglos, siendo en 1630 cuando se hablaría de la grandeza del viñedo de Oremus, que a día de hoy es el de mayor reconocimiento universal.

Tokaj-Hegyalja es una región vinícola histórica ubicada al noreste de Hungría, la cual se cree que fue pionera en producir vinos con uvas afectadas por la podredumbre noble. Este concepto hace referencia a una infección benévola de las uvas producida por un hongo gris con el nombre de Botrytis cinerea.

En 1991, el prestigio de los vinos aszú acaparó la atención de la familia Álvarez, la cual inició negociaciones con el Estado húngaro para adquirir el viñedo Oremus, las cuales verían luz verde dos años más tarde. Así, en 1993, Tempos Vega Sicilia incorporó al grupo esta nueva bodega fundada con el nombre Tokaj-Oremus Viñedos y Bodegas.

En 1999, se construyó una bodega moderna de vinificación conectada al laberinto de bodegas subterráneas datadas del siglo XIII. Todas las obras se realizaron con un estudio previo minucioso para conocer bien el legado histórico y la tradición de los vinos aszú. La familia Álvarez reclutó un equipo profesional devoto, con conocimiento del terreno y a un experimentado enólogo para situarlo frente a esta compleja aventura, a la altura de un vino de reyes.

Con 115 hectáreas de viñedos de primera categoría, que siempre han estado en manos de la nobleza, como las estirpes de los Rákóczi, Szirmay y Dessewffly, a día de hoy la bodega se enorgullece de sus vides plantadas al pie de los montes, a unos 200 metros sobre el nivel del mar. De hecho, el secreto de los Tokaj recae especialmente en el clima otoñal de la región que combina días de lluvia y sol durante la última etapa de maduración del viñedo, favoreciendo así la podredumbre noble de las uvas, la esencia de los vinos Aszú.

En 2002, la región de Tokaj fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, reconociendo las excepciones condiciones vinícolas de la zona y convirtiéndola en una de las pocas regiones vinícolas del mundo con este reconocimiento.

DISTRIBUIMOS EN EXCLUSIVA ESTOS VINOS DE TOKAJ-OREMUS

2 productos

Mostrando 1-2 de 2 artículo(s)