Hermanos Pérez Pascuas - Viña Pedrosa

Los hermanos Pérez Pascuas fundaron su propia bodega familiar en 1980, apostando por la elaboración de grandes vinos en la localidad de Pedrosa de Duero con una larga tradición vitícola y una prestigiosa denominación.

Año de fundación: 1980

Viñedo propio: 150 hectáreas

Ubicación: Ctra. de Roa, s/n, Burgos, 09314, España

Web: www.perezpascuas.com

También conocida como Bodegas Viña Pedrosa, sus orígenes se remontan a la finca de Mauro Pérez. Toda su sabiduría, respeto por la tierra y dedicación intensa se convirtió en un legado para sus tres hijos, Benjamín, Manuel y Adolfo Pérez Pascuas, quienes heredaron los viñedos que hoy constituyen la base de la bodega.

Sus vinos buscan el respeto al terruño para conseguir la máxima expresión y extraer todo el potencial de la uva, consiguiendo así elaboraciones genuinas, de gran personalidad e identidad inconfundible. En ese sello se encuentra la apuesta por levaduras autóctonas, las largas maceraciones, la fermentación maloláctica en barrica y el embotellado sin filtrar ni clarificar.

Hablamos de marcas emblemáticas como Cepa Gavilán, Finca La Navilla, Viña Pedrosa y Pérez Pascuas Gran Selección, actualmente exportadas a más de 35 países.

Las 150 hectáreas de viñedo propio se asientan en un suelo de orografía suave, arcillo-calcárea, a una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar que resiste a la perfección las constantes oscilaciones térmicas de la región. Predomina con un 90% la uva Tempranillo o Tinta del País, siendo el resto Cabernet Sauvignon. Con estas dos variedades, la bodega embotella una producción limitada de medio millón de botellas anuales, por lo que el control de calidad es completamente exhaustivo. 

Año de fundación: 1980

Viñedo propio: 150 hectáreas

Ubicación: Ctra. de Roa, s/n, Burgos, 09314, España

Web: www.perezpascuas.com

También conocida como Bodegas Viña Pedrosa, sus orígenes se remontan a la finca de Mauro Pérez. Toda su sabiduría, respeto por la tierra y dedicación intensa se convirtió en un legado para sus tres hijos, Benjamín, Manuel y Adolfo Pérez Pascuas, quienes heredaron los viñedos que hoy constituyen la base de la bodega.

Sus vinos buscan el respeto al terruño para conseguir la máxima expresión y extraer todo el potencial de la uva, consiguiendo así elaboraciones genuinas, de gran personalidad e identidad inconfundible. En ese sello se encuentra la apuesta por levaduras autóctonas, las largas maceraciones, la fermentación maloláctica en barrica y el embotellado sin filtrar ni clarificar.

Hablamos de marcas emblemáticas como Cepa Gavilán, Finca La Navilla, Viña Pedrosa y Pérez Pascuas Gran Selección, actualmente exportadas a más de 35 países.

Las 150 hectáreas de viñedo propio se asientan en un suelo de orografía suave, arcillo-calcárea, a una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar que resiste a la perfección las constantes oscilaciones térmicas de la región. Predomina con un 90% la uva Tempranillo o Tinta del País, siendo el resto Cabernet Sauvignon. Con estas dos variedades, la bodega embotella una producción limitada de medio millón de botellas anuales, por lo que el control de calidad es completamente exhaustivo. 

CONOCE A FONDO LA HISTORIA DE LA BODEGA

También conocida como Bodegas Viña Pedrosa, sus orígenes se remontan a la finca de Mauro Pérez. Toda su sabiduría, respeto por la tierra y dedicación intensa se convirtió en un legado para sus tres hijos, Benjamín, Manuel y Adolfo Pérez Pascuas, quienes heredaron los viñedos que hoy constituyen la base de la bodega.

Sus vinos buscan el respeto al terruño para conseguir la máxima expresión y extraer todo el potencial de la uva, consiguiendo así elaboraciones genuinas, de gran personalidad e identidad inconfundible. En ese sello se encuentra la apuesta por levaduras autóctonas, las largas maceraciones, la fermentación maloláctica en barrica y el embotellado sin filtrar ni clarificar.

Hablamos de marcas emblemáticas como Cepa Gavilán, Finca La Navilla, Viña Pedrosa y Pérez Pascuas Gran Selección, actualmente exportadas a más de 35 países.

Las 150 hectáreas de viñedo propio se asientan en un suelo de orografía suave, arcillo-calcárea, a una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar que resiste a la perfección las constantes oscilaciones térmicas de la región. Predomina con un 90% la uva Tempranillo o Tinta del País, siendo el resto Cabernet Sauvignon. Con estas dos variedades, la bodega embotella una producción limitada de medio millón de botellas anuales, por lo que el control de calidad es completamente exhaustivo. 

DISTRIBUIMOS EN EXCLUSIVA TODOS LOS VINOS DE VIÑA PEDROSA

8 productos

Mostrando 1-8 de 8 artículo(s)