Luis XVI y su amor por el vino

En 2008 se subastó una botella de "Vin Jaune" en Francia por valor de 103.700€, elaborado en 1774

Siempre se ha hablado de las grandes historias de amor entre amantes, pero nunca entre las personas y el vino. Y Luis XVI fue un fiel amante del vino hasta el final de sus días. Este rey coronado como tal en el año 1774, llegó al poder con tan solo 20 años, y si por algo se ha caracterizado fue porque le encantaba comer y beber vino. Se podría decir que disfrutaba de la buena mesa.

Este amor por el vino ya le venía de familia, pues su padre y su abuelo, Luis XV y Luis XIV respectivamente, también eran fervientes admiradores de esta bebida, sobre todo del vino de Tokai, el cual consideraban un vino de reyes e incluso el rey de los vinos. Asimismo, su esposa María Antonieta… ¡era una gran aficionada al champán!

Luis XVI bebió vino en todos los momentos de su vida

A Luis XVI le encantaba comer en cantidades industriales, incluso en los momentos más duros de su vida. Sus comidas iban acompañadas de un buen champán y vinos de calidad. Cuando la familia real estuvo retenida en el palacio de las Tullerías tampoco nada le quitó las ganas de beber vino, al igual que durante su encierro, antes de pasar por la guillotina.

Tal era su afición a esta bebida, que estando encarcelado aún tenía humor para saborear excelentes vinos. Así, en la famosa huida de Varennes, en su carroza de lujo, llevaba entre sus maletas botellas de vino. Fue un rey que siempre se caracterizó por su poco poder de decisión, excepto en su pasión por el vino, que siempre le acompañó a lo largo de su vida.

Todavía hay botellas de la época de Luis XVI

Pero ¿sabías que todavía circulan botellas de vino de la época de Luis XVI? Este vino que podemos apreciar en la fotografía que acompaña este artículo se denomina Vin Jaune o vino amarillo. La uva fue cosechada en su época y calificado con excelente nota el pasado siglo por un gran número de expertos, realmente sorprendidos por el sabor único de especias, nueces, canela, curry, frutos secos y vainilla. El viticultor de la época fue Anatoile Vercel, que vivió en el siglo XVIII.

¿Cómo han llegado estas botellas hasta nuestros días? Parece ser que los descendientes del viticultor las han dejado guardadas durante dos siglos en sus bodegas y conservado en unas condiciones óptimas. Por supuesto, se han subastado a unos precios muy elevados como bien se puede comprobar en noticias recientes de 2008, pero… ¿todavía quedarán más botellas en las bodegas de sus descendientes?

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies