¿El vino tinto mancha los dientes?

Sí, el vino tinto mancha los dientes y te explicamos por qué y cómo contrarrestar este efecto.

 

Seguro que, en más de una ocasión, has estado disfrutando de una deliciosa copa de vino tinto y, al ir al baño y mirarte en el espejo, te has dado cuenta de que tus dientes tienen un tono ligeramente morado. Al cepillarte, esta apreciación desaparece en seguida. Pero, ¿sabes por qué se produce? Aquí te lo vamos a explicar.

El motivo por el que el vino tino mancha los dientes

La respuesta a esta pregunta es más compleja de lo que puede parecer. El vino tinto contiene unas moléculas llamadas antocianas. Estas se encuentra en la bebida suspendidas, no disueltas. De hecho, al entrar en la boca, se altera el ligero equilibrio que propicia esta situación, lo que hace que se adhieran a los dientes. Obviamente, al ser responsables de la coloración de la bebida, generan las manchas. Esto es especialmente habitual cuando se trata de vinos jóvenes.

En cambio, cuando la variedad de vino tinto es vieja o crianza, las manchas en los dientes se producen por otro motivo. En este tipo de casos, las moléculas de color se unen a los taninos mediante puentes de oxígenos formados gracias al aire que entra por los poros de la barrica. Estas uniones, al entrar en la boca, se vuelven solubles y se pegan a los dientes.

¿Cómo evitar que el vino tinto manche los dientes?

Lo cierto es que esto es inevitable. Sin embargo, puedes minimizarlo al máximo. No te recomendamos cepillar tus dientes justo después de haber tomado vino tinto ya que esta bebida posee carácter ácido y puede dañar tus encías. Lo que sí puedes hacer es comer algo acompañando a cada copa e, incluso, tomar un vaso de agua entre cada una. Esto actuará a modo de enjuague y hará que las moléculas de color se desprendan.

En definitiva, una bebida tan deliciosa como el vino tinto tiene el hándicap de manchar los dientes. Sin embargo, ahora que ya sabes el por qué y conoces los consejos necesarios para evitar que suceda, puedes disfrutar de agradables veladas acompañadas de tu bebida preferida sin albergar temor a cosechar una mala imagen.

 

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies