El vino contra el Coronavirus

¿Es el vino realmente un aliado contra el Coronavirus? Te contamos sus propiedades

Todo amante del vino se ha llevado una alegría estos días cuando la Federación Española de Enología (FEAE), a través de un comunicado, ha publicado que el consumo moderado y responsable de vino tiene unas propiedades favorables para combatir el Coronavirus, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desmentido esta idea asegurando que no existe tal evidencia científica. Aun así, hay pruebas que demuestran que el vino es excelente en otras cuestiones de salud, que tiene fantásticos beneficios para nuestro organismo y que puede ayudarnos a estar preparados ante cualquier posible virus.

Una de las cuestiones que se ha planteado estas semanas es acerca de la contaminación del vino. A este respecto, la FEAE señala que «la supervivencia del virus en el vino parece imposible porque la combinación concomitante de la presencia de alcohol, un ambiente hipotónico y la presencia de polifenoles, impide la vida y la multiplicación del propio virus», aunque de nuevo no existen evidencias científicas.

Nuevo rey de los hogares

Si durante el período de confinamiento han caído las compras de vino en el sector de la restauración, sí que han aumentado de forma notable en el ámbito doméstico, sobre todo con las compras online. Parece que el número de catadores ha aumentado en los hogares y es que, bebido con moderación, aunque no podamos afirmar que cure el Coronavirus, el vino tiene grandes beneficios para el cuerpo:

Huesos fortalecidos

Según los estudios recientes de la Universidad de Tufts (Boston), las mujeres que consumen vino tienen una probabilidad menor de perder densidad ósea frente a las que no lo consumen. Esto es tremendamente positivo, ya que con el paso del tiempo son propensas a perderla debilitando sus huesos.

Antidepresivo

Muchos amantes del vino durante la cuarentena no han sido conscientes de que han estado consumiendo un estupendo antidepresivo. No previene la depresión, pero reduce los riesgos de padecerla. Además, disminuye el estrés, con lo que es ideal para ayudar a controlar la ansiedad de estos tiempos.

Potente antioxidante

Esto se traduce en que te mantendrás más joven al beber vino, gracias a sus potentes antioxidantes. Los protagonistas son los taninos, fenólicos y antocianos, que nos protegen de los radicales libres, los grandes culpables del envejecimiento celular.

Buen antibacteriano

Aunque esto no significa que combata virus, sí que puede reducir en número las bacterias que se encuentran en los alimentos, es decir, protege tu organismo de ciertas enfermedades, aunque de forma limitada.

Reduce el colesterol

Además de demostrarse que reduce el colesterol malo, parece que en contraposición aumenta el bueno. Esto significa que ayuda a que el colesterol no se aferre a las arterias y las mantenga más saludables. Así que, cuando brindes a tu salud con una copa de vino, realmente lo estás haciendo.

Protección cardiovascular

Los estudios científicos de la Asociación Americana del Corazón afirma que es posible que las personas que beban vino con moderación sean menos proclives a morir por enfermedades cardiovasculares, sobre todo con el vino tinto, por la cantidad de flavonoides, polifenoles y taninos.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES. Pinche en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies