C/ Duque de Calabria, 18
96 380 49 09
96 380 80 75

Trucos para enfriar el vino

Cada vino debe servirse en su temperatura ideal. Los blancos y espumosos normalmente más fríos que los tintos. A continuación, te revelamos tres trucos para enfriarlos con rapidez.

Trucos para enfriar el vino

Suele ocurrir. Pasaste por una tienda de vinos en Valencia, compraste un buen vino pensando en la visita del fin de semana, pero olvidaste mantenerlo en la temperatura ideal y la cena ya está casi lista. ¿Necesitas enfriar el vino rápidamente? ¡Estás de suerte porque estos 3 trucos para bajar la temperatura de la botella de vino te sacarán de más de un apuro!

1. Enfriar el vino en la nevera.

Jamás metas esa botella que compraste en la tienda de vinos de Valencia en el congelador. Es el típico error que a veces cometemos: los cambios bruscos de temperatura pueden afectar gravemente a las propiedades del vino, por lo que, en caso de querer enfriarlo, lo mejor es colocarlo en la puerta de la nevera y dejar que se enfríe poco a poco hasta su temperatura ideal. Especialmente los vinos blancos o espumosos. Necesitarás unos 30 minutos en enfriarlo de este modo.

2. Utilizar agua con hielo.

Otra opción para enfriar el vino es llenar algún recipiente grande con agua y cubitos de hielo, e introducir en él la botella de vino. Esta alternativa es mucho más eficaz que usando solo hielo. Necesitarás entre 12 y 15 minutos para tener tu vino blanco o tu vino espumoso perfecto. Si lo que compraste en la tienda de vinos fue un tinto, lo tendrás listo en 5 minutos.

3. Agua, hielo ¡y sal!

Por último, la opción posiblemente más rápida de todas, sea la de añadir una cuchara de sal en tu recipiente de hielo y agua, disolviendo bien la mezcla e introduciendo después tu botella de vino. La combinación de estos elementos produce una reacción endotérmica que provoca la absorción del calor de la botella, haciendo que el frío del hielo se contagie antes en tu bebida.

Cabe añadir que los vinos deben servirse siempre en su justa temperatura, sin excederse en frío ni en calor. Si sirves el vino caliente, el alcohol será el predominante sobre el resto de aromas del vino y no llegarás a disfrutarlo. Si lo sirves demasiado frío, la acidez hará que nuestro paladar no pueda percibir bien los otros aromas del vino.

Lo ideal es conservar los vinos en lugares donde la temperatura sea estable como una vinoteca o una pequeña bodega. Como no siempre podrás disfrutar de este privilegio en casa, lo mejor es que, a la hora de comprar en una tienda de vinos en Valencia, te informes bien acerca de la temperatura correcta de cada vino, puesto que en función de su crianza, necesitará más o menos grados de temperatura, y sabrás como tenerlo a punto a la hora de servirlo y degustarlo en la mesa.

Esperamos que te hayan sido útiles estos tres sencillos trucos para enfriar el vino y no olvides visitar nuestro showroom de vinos en Valencia para seguir descubriendo nuevas bodegas excepcionales y continuar formándote en el maravilloso mundo de la enología.

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario