C/ Duque de Calabria, 18
96 380 49 09
96 380 80 75

Consejos para pedir vino en un restaurante

Te damos algunas recomendaciones básicas para que no falles en tu próxima elección.

consejos-para-pedir-vino

Cuando nos enfrentamos a una elección propia, escoger la botella de vino puede ser complicado si no sabemos mucho de vinos o queremos acertar con el vino que nos acompañará en mesa. Es por eso que, a la hora de acudir a un restaurante, debemos tener en cuenta una serie de consejos para no llevarnos disgustos ni pasar un mal trago.

Atiende a estas recomendaciones que te ayudarán a elegir siempre el mejor vino:

  • Descubre nuevos vinos. No te quedes con el de siempre porque lo probaste un par de veces y te gustó. Piensa que el vino debe ser el maridaje perfecto de la comida que estés degustando y que tu vino preferido no siempre será la mejor combinación. Ábrete a nuevos vinos y disfruta conociéndolos.

  • Elige primero los platos que vas a comer y después el vino con el que acompañarás la comida. Si no eres un experto, recuerda esta guía básica: vinos blancos para carnes blancas y vinos tintos para carnes rojas.

  • Si quieres acertar, no te quedes con el vino más barato ni con el segundo más económico tratando de disimular. Por regla general, estos vinos suelen ser los menos buenos de la carta de un restaurante; si no te quieres arriesgar y no deseas gastar demasiado, mejor que elijas el vino de la casa.

  • Elige entre los vinos de la carta teniendo en cuenta siempre tu presupuesto y haciéndoselo saber al camarero que te atienda para que pueda asesorarte mejor.

  • Es normal que el camarero te dé a elegir varios vinos antes de decantarte por el definitivo. No te quedes con el primero que te dan a probar. Saborea al menos dos y elige el que mejor se ajusta a tu paladar, aunque te dé un poco de vergüenza.

  • Habla con el sumiller del restaurante. Si hay alguien en sala que es experto en vinos, qué mejor que aprovecharse de esa oportunidad para que te asesore con exactitud. Es recomendable escuchar varias recomendaciones del sumiller; la primera a veces puede ser algún vino que el restaurante desea vender por el motivo que sea y no se corresponde a las exigencias de tu paladar. Mejor quédate con su tercera o cuarta recomendación.

  • Devuelve el vino si es necesario. Algunos vinos pueden ser defectuosos, desprender mal aroma o estar rancios. Si es así, no te cortes y solicita al camarero que te cambie la botella. Pero si el problema radica en que el vino no te gustó, entonces no te quedará más remedio que bebértelo.

  • Echa un vistazo a la cosecha. Es importante que sea relativamente nueva, especialmente si es un vino blanco.

Esperamos que te hayan sido de ayuda estos consejos y puedas ponerlos en práctica.

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario